¿Qué es la Hipoacusia Infantil?

Feb 11, 2020

hipoacusia infantil

Definición de hipoacusia infantil

La hipoacusia infantil la podemos definir como un problema auditivo en niños caracterizado por la dificultad o incapacidad para escuchar los sonidos. Estadísticamente, de 2 a 3 bebés por cada 1000 nacidos tienen algún grado de hipoacusia al nacer. Además, la hipoacusia infantil también se puede desarrollar en niños que tengan una audición normal. Normalmente, la pérdida puede ocurrir en uno o en ambos oídos y puede ser leve, moderada, grave y profunda.

Por lo general, la diferencia entre hipoacusia y sordera es el grado de intensidad de la pérdida auditiva. Es decir, las personas que tienen hipoacusia sufren una pérdida auditiva de no más de 70 dB. Por otro lado, las personas con sordera tienen pérdidas de más de 70 dB de su capacidad auditiva. Además, una persona sorda será incapaz o tendrá problemas para escuchar.

Además, algunos casos de hipoacusia infantil suelen ser progresivos, mientras que otros permanecen estables y no suelen empeoran. También, hay hipoacusias transitorias, como las que provocan las otitis en niños con más edad.

Síntomas de la hipoacusia infantil

Los padres deben observar el comportamiento del bebé durante sus primeros meses de vida ante los estímulos del sonido. Por ello, es en los 2 primeros meses de vida cuando el niño parpadea, se despierta o se asusta ante ruidos fuertes y de alta intensidad.

También, la voz materna lo tranquiliza y el bebé pone atención en escucharla. Además, entre los 3 y 5 meses dirige la mirada y gira la cabeza hacia el sonido. Y, por otro lado, entre los 6 y 9 meses es capaz de buscar la fuente de la voz o del sonido. En definitiva, es aconsejable consultar de forma inmediata al pediatra o al logopeda infantil si se piensa que un hijo no oye bien.

Por otro lado, los signos que nos pueden encender las alarmas en el desarrollo del lenguaje por la presencia de la hipoacusia infantil son:

  • Si a los 6 meses no emite sonidos ni balbucea.
  • Cuando a los 12 meses se intuye que no oye ningún sonido.
  • A los 15 meses no suele reconocer cuando le llaman.
  • Si a los 24 meses no imita ningún tipo de palabra.
  • Cuando a los 36 meses no dice más de 10 palabras y frases con 2 palabras.
  • Si a los 48 meses no es capaz de hacer frases simples.

Además, una detección tardía puede provocar que estos niños no hablen ya que no oyen. Es decir, la detección y el tratamiento deben ser lo más precoces posibles para que el niño desarrolle el lenguaje.

Causas de la hipoacusia infantil

Lo más importante, ante una sospecha, es realizar el diagnóstico en el logopeda o el pediatra lo antes posible. Es decir, la precocidad en el diagnóstico para realizar el tratamiento adecuado será fundamental. Además, es importante saber que, en los primeros años de vida, la audición es un aspecto fundamental del desarrollo social, emocional y cognitivo de un niño.

Por otro lado, se han hecho estudios en los que 1 de cada 1000 bebés puede estar afectado de alguna anomalía congénita que afecte a su capacidad auditiva. Generalmente, las causas más importantes de la hipoacusia infantil son:

  • Bebé prematuro. Se produce una coloración amarillenta de la piel y las mucosas que se produce por un aumento de bilirrubina en la sangre.
  • Antecedentes familiares con hipoacusia o sordera.
  • Algunos tipos de infecciones como el citomegalovirus o una meningitis.
  • Las otitis graves de repetición.
  • Y, por último, problemas en el parto al nacer el bebé.

En definitiva, algunas de las causas anteriores causan hipoacusia infantil desde el nacimiento. Sin embargo, hay otras que pueden ocurrir a cualquier edad. Por ello, es recomendable evaluar la audición de los niños periódicamente durante todo su desarrollo. Además, la hipoacusia infantil congénita es fácilmente detectable actualmente en las pruebas y evaluaciones que hacen los pediatras.

Tipos de hipoacusia infantil

Existen dos tipos de hipoacusia infantil que vamos a ver a continuación.

  • Hipoacusia infantil conductiva. La hipoacusia conductiva es la que se produce cuando algo impide que las ondas sonoras pasen al oído interno. Normalmente, se puede detectar fácilmente si se tapa el oído, ya que simulamos el mismo efecto. Además, existen diversas causas que pueden producir una hipoacusia infantil conductiva. Por ello estos problemas pueden ser: infecciones del oído medio, tumores benignos, tímpanos perforados, traumatismos y malformaciones.
  • Hipoacusia infantil neurosensorial. Hoy en día, la mayoría de los problemas proceden del oído interno, no del nervio auditivo. Sin embargo, continuamos agrupando ambos problemas. Esto es, porque el oído interno y el nervio auditivo están conectados y tienen que trabajar juntos. Además, las causas de la hipoacusia infantil neurosensorial son diversas, pero en general se pueden clasificar en dos categorías: congénita y adquirida.

Hipoacusia y logopedia

El tratamiento logopédico es imprescindible a la hora de la rehabilitación del lenguaje, con el fin de estimular las áreas auditivas y del desarrollo del lenguaje comunicativo. Además, cabe destacar que es muy importante la detección precoz para evitar consecuencias mayores en la comunicación y el desarrollo evolutivo del niño. Normalmente, en estas edades el cerebro tiene mayor plasticidad. Por tanto, se obtendrán resultados óptimos en menor tiempo y con un rendimiento máximo en la audición como en la comunicación.

Por otro lado, cabe destacar que, tras la implantación de una prótesis auditiva, requiere de estimulación para el entrenamiento y discriminación auditiva. También, el logopeda infantil se encargará de que el paciente se acomode a ella y no afecte a su comunicación. El tratamiento logopédico ayudará al paciente con los siguientes objetivos:

  • Detectar cuando existe o no existe el sonido en el entorno.
  • Identificar auditivamente el tono, la intensidad y duración del sonido.
  • Identificar la procedencia de los sonidos.
  • Llegar a reconocer sonidos y palabras.
  • Poder llegar a comunicarse de forma natural en cualquier situación.

Tratamiento de la hipoacusia infantil

El tratamiento de la hipoacusia infantil suele ser de forma multidisciplinar. Además, consta de una estimulación temprana del bebé, un tratamiento logopédico y otro tratamiento con prótesis auditivas. Generalmente, el implante coclear se puede colocar desde muy temprana edad. Lo normal, es que sean dispositivos electrónicos que sirven para que los niños reciban los estímulos auditivos necesarios. Por ello, estos implantes estimulan directamente el nervio auditivo.

Es importante mencionar que suele ser el mejor tratamiento en los casos de hipoacusias severas o profundas. Ya que, aquí es donde los audífonos no obtienen ninguna clase de resultados. Normalmente, se colocan mediante una intervención quirúrgica. Además, con los implantes cocleares ya no será necesario que los niños aprendan el lenguaje de señas. Tampoco, es necesario que se sigan esforzando por leer los labios de las personas.

Por otro lado, es muy importante una rehabilitación del lenguaje por parte del logopeda. Por ello, la precocidad de este tipo de tratamientos llevará el éxito asegurado en la mayoría de los casos. Es decir, la función del logopeda infantil en la intervención en niños con discapacidad auditiva ha cambiado considerablemente con los avances tecnológicos auditivos. También, se hace cada vez más evidente la necesidad de colaboración del logopeda con los otros profesionales. Por ello, todos deben trabajar con el fin común de mejorar el rendimiento auditivo y rehabilitación del lenguaje.

Bibliografía

  • Juan Ruiz-Canela Cáceres, Juan Solanellas Soler. Web “En familia” 2020
  • Esther Martínez García, DSV Salud.
  • Joint Committee on Infant Hearing. Year 2007 position statement: Principles and guidelines for early hearing detection and intervention programs. Pediatrics, 2007; 120: 898-921.
  • Pérdida de audición en la niñez ¡Que hacer para actuar de inmediato¡ Documento de la Organización Mundial de la Salud para unas practicas auditivas responsables. Separata FIAPAS/158, 2016.
  • Tapia, MC. Audiología infantil. ¡Que fácil y que difícil ¡. En Hipoacusia infantil: Hipoacusia infantil: De la detección a la educación. Actas del VIII Congreso de la Asociación Española de Audiología, editores Germán Trinidad Ramos, Matías Hidalgo Sánchez, 2012.
  • Katz J ed. Handbook of Clinical audiology, 7º ed, Wolters Kluwer, 2015.

«Los tratamientos dirigidos por un logopeda con el apoyo de los padres dan buenos resultados en muy poco tiempo

tratamiento hipoacusia infantil
tipos de hipoacusia infantil
tratamiento hipoacusia infantil
Call Now Button