Depresores Linguales para la Logopedia

Mar 27, 2017 | 0 Comentarios

Depresores Linguales

¿Qué Depresores Linguales suelen usarse en Logopedia?

Los depresores linguales son un instrumento médico para bajar la lengua y con ello, realizar el examen de la boca y la garganta con más detalle. Dentro de la logopedia se usa para trabajar las dislalias, trabajar la musculatura orofacial, etc. Los más usados son con forma de pequeña espátula y son de madera. Normalmente son de uso único o desechables, pero también los hay de plástico e incluso de acero inoxidable. Físicamente, las dimensiones suelen ser quince centímetros de largo por dos centímetros de ancho. Los extremos están redondeados.

En la edad infantil han aparecido en el mercado depresores de material plástico y con varios sabores que, normalmente, son desechables también. Su uso está muy extendido en la profesión del logopeda.

En medicina también se usa para inducir el vómito, examinar los párpados, aplicar medicamentos o para el manejo de muestras en los laboratorios. Además, puede usarse en primeros auxilios para inmovilizar algunas fracturas o luxaciones en los dedos. En la odontología se usa como instrumento para corregir la mordida cruzada anterior de la dentición inicial.

En otros campos se usa habitualmente para manualidades o artesanías. Los depresores linguales de madera suelen ser bastante similares a los palos de helado, aunque no podrían usarse para la profesión de la logopedia debido a que su higiene no está garantizada. Estos suelen ser más estrechos que los depresores habituales y con poco espesor.

En la mayoría de farmacias se pueden encontrar depresores linguales de un solo uso. En las sesiones de logopedia, suelen usarse para mostrar al niño el punto de apoyo lingual con el tacto del depresor y de esta forma poder elevar la lengua.

Tipos de Depresores Linguales

Madera: es el más usado y con forma de pequeña espátula de madera. Son desechables y tienen los dos extremos redondeados.

Depresor Madera

Depresores de Madera

Plástico: también hay depresores que son de plástico y suelen ser depresores de colores. Pueden tener forma redondeada en los extremos o formas concretas: de dibujos o similares. Se han empezado a usar con los más pequeños ya que el que tengan un color, consiguen cambiar el punto de vista sobre estos elementos por parte de los niños. El uso en la logopedia infantil de estos artículos es bastante numeroso.

Depresor Plástico

Depresores de Colores de Plástico

Sabores: otros son los depresores de colores con sabores. Estos sabores son muy agradables ya que simulan algunas golosinas que podemos encontrar en cualquier quiosco. Son también desechables y los extremos pueden ser redondeados o también con formas de figuras o dibujos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fecha
Título
Depresores Linguales para la Logopedia
Valoración
51star1star1star1star1star