Cáncer de laringe. Laringectomizados.

por | Feb 10, 2021

cancer de laringe

¿Qué es el cáncer de laringe?

El cáncer de laringe es el tumor maligno más frecuente del área otorrinolaringológica. Se ve involucrada la comunicación, y es por ello, por lo que se conoce bastante sobre él y existe una valoración de la sintomatología temprana. Puesto que, un diagnóstico precoz favorecerá la recuperación y la preservación del órgano tanto de forma total, como parcial. Así como, sus funciones básicas como son la fonación.

Por ello, cuando una persona ha sufrido de este tipo de cáncer y se ha sometido a una operación, independiente del grado de afectación y de extirpación del órgano, se dice que tiene una laringectomía.

Cáncer de cabeza y cuello

Con el nombre de cáncer de cabeza y cuello se conoce a un grupo de tumores malignos localizados en los senos paranasales, nasofaringe, orofaringe (amígdala, paladar blando, base de lengua), hipofaringe, laringe, cavidad oral (mucosa oral, encía, paladar duro, lengua y suelo de boca), lengua y glándulas salivares.

Es decir, la laringe, es un órgano muy importante ya que tiene tres funciones principales. De ahí, la importancia de la detección precoz de este tipo de cáncer. Sus funciones son:

  • Respiratoria: dado que la glotis se abre para permitir el paso de aire a través de ella.
  • Protectora de la vía aérea durante la deglución: la acción principal de la laringe es aproximar las cuerdas vocales durante la deglución para evitar que el alimento penetre a vías respiratorias.
  • Fonatoria: permite la comunicación a través del habla debido al paso del aire a través de las cuerdas vocales y la pertinente vibración y movimientos de estas.
  • Esfinteriana: permite la realización de esfuerzos físicos sin colapsos respiratorios y sin daños a las diferentes estructuras.
que es el cancer de laringe

Síntomas del cáncer de laringe

Generalmente, los síntomas del cáncer de laringe son muy variados, pero entre los más comunes nos encontramos:

  • Tos.
  • Cambios en la voz, ronquera, afonía, dificultad para hablar con claridad.
  • Dificultad para tragar.
  • Dolor de oídos.
  • Un bulto o llaga que no se cura.
  • Dolor de garganta.
  • Pérdida de peso.

Generalmente, el cáncer de laringe se produce cuando las células de la garganta sufren una mutación genética. Dicha mutación, provoca un crecimiento sin control de estas células, lo que da lugar al tumor. Actualmente, no se sabe todavía a qué se debe esta mutación, sin embargo, hay relación con algunos factores como son:

  • Tabaco.
  • Alcohol.
  • Asociación de tabaco y alcohol.
  • Virus del papiloma humano.
  • VIH.
  • Reflujo gastroesofágico.
  • Nutrición.
  • Drogas.
  • Susceptibilidad genética.

Tipos de cáncer de laringe

Dependiendo de la localización del tumor, este puede ser:

  • Tumor supraglótico: representa el 20-30% de tumores laríngeos. Normalmente, se presenta con carraspeo, sensación de cuerpo extraño generalmente confundido con faringitis. Por lo general, es más común en hombres de edad media y con consumo de tabaco. Se origina en la parte superior de la laringe y afecta a epiglotis.
  • Tumor glótico: son los tumores laríngeos más frecuentes, en torno al 50-60% de los casos. Por lo general, su síntoma más temprano es la disfonía que no recurre y, además, es progresiva. Se origina en las cuerdas vocales.
  • Tumor subglótico: sólo representan el 1%. Además, no tiene síntomas tempranos, se puede presentar con disfonía por extensión a la cuerda vocal. Se origina por debajo de las cuerdas vocales.
  • Tumor nasofaríngeo: se origina en la nasofaringe, parte de la garganta que se encuentra justo detrás de la nariz.
  • El tumor orofaríngeo: comienza en la parte de la garganta que se encuentra detrás de la boca y contiene a las amígdalas.
  • Tumor hipofaríngeo o laringofaríngeo: se origina en la hipofaringe, justo encima del esófago y la tráquea.

Tratamiento del paciente laringectomizado

El tratamiento del cáncer de laringe es muy variable en función de:

  • Estadio del tumor.
  • Localización.
  • Preferencias del paciente.

La cirugía total de la laringe tiene como secuela la pérdida permanente del habla, así como la respiración a través de un orificio que comunica directamente la tráquea con la piel o traqueostoma. Por lo que, una vez planteadas las distintas opciones de tratamiento debe ser la persona la que debe elegir la mejor opción siempre que esto sea posible.

Los distintos tipos de tratamiento pueden ser:

  1. Cirugía:

Esta va a variar en función de la localización y extensión del tumor. Puede ser:

  • Laringectomía total: consiste en la extirpación de toda la laringe. Es una cirugía mutilante ya que va asociada a traqueostomía permanente y a pérdida de la voz (se extirpan las cuerdas vocales)
  • Laringectomía supraglótica: consiste en extirpar la supraglotis. Preserva las cuerdas vocales y puede no necesitar traqueostomía permanente. Además, tiene la ventaja de que preserva la voz, entre sus principales inconvenientes está la posibilidad de atragantamientos durante la deglución.
  • Cordectomía: consiste en la extirpación de una sola cuerda vocal. Puede ser abierta o con láser.
  • Linfadenectomía cervical: es la extirpación de los ganglios del cuello. Existen varias técnicas dependiendo de la localización de los ganglios afectos. Generalmente, se realiza en el mismo momento que la cirugía de la laringe.
  1.           Radioterapia:

Tiene distintas aplicaciones en el cáncer de laringe:

  • Como único tratamiento.
  • Como tratamiento complementario.
  • Formando parte de un tratamiento combinado con quimioterapia.
  1.           Quimioterapia:

Consiste en la utilización de fármacos cuyo objetivo es destruir las células tumorales. Normalmente, para los tumores de cabeza y cuello se administra habitualmente por vía venosa. Sin embargo, existen algunos fármacos que se pueden administrar por vía oral.

laringectomizados

¿Cuándo acudir al logopeda?

El logopeda es el profesional sanitario encargado de trabajar con la persona con cáncer de laringe en dos momentos distintos de la enfermedad:

  • Antes de la intervención quirúrgica.
  • Después de la intervención quirúrgica.

Normalmente, antes de la intervención el tratamiento va a estar dirigido a conocer al paciente e informarle e iniciarlo en la rehabilitación. Del mismo modo, se observa y valora la movilidad articulatoria que posee el paciente al igual que el nivel lingüístico, dado que, su volumen queda significativamente mermado y presentará un sonido monocorde tras la intervención.

Una vez llevada a cabo la intervención quirúrgica el logopeda informa al paciente sobre:

  • Posibles tapones mucosos.
  • Higiene del estoma enseñando a limpiar la cánula.
  • Facilitación de instrumentos.
  • Medidas hídricas y de humidificación.
  • Pautas de alimentación teniendo en cuenta las distintas variables que precise.

De igual forma, una vez conocido el tipo de tratamiento (quimioterapia, radioterapia…) que va a necesitar el paciente, también se le informará de las posibles alteraciones a nivel de:

  • Olfato.
  • Gusto.
  • Deglución.
  • Aparato intestinal.
  • Pérdida de fuerza.

Por lo que, es a partir de este momento, cuando el logopeda hace unas pautas a seguir por el paciente para empezar a trabajar y estimular todo lo anteriormente citado.

¿Cómo es la intervención logopédica con una persona laringectomizada?

En las personas con cáncer de laringe que han perdido su capacidad fonatoria, el logopeda va a ser el profesional encargado de enseñarles a comunicarse a través de la voz erigmofónica. Pueden existir casos de pacientes que quieran una laringe artificial, por lo que el aprendizaje y uso de ésta, será llevado a cabo a través del médico otorrino. En caso contrario, será el logopeda el encargado de trabajar con la persona.

La erigmofonía, precisa un aprendizaje y debe utilizarse todo el tiempo que se necesite para que el paciente entienda el nuevo mecanismo que debe aprender en el proceso de la toma y expulsión de aire.

Para aprender esta nueva técnica, el logopeda puede proponer cuatro tipos distintos de aprendizaje al paciente, siendo la elegida, la consensuada entre ambos, pues se busca la más fácil de aprender y de ejecutar para cada persona:

  • Método de inyección: este resulta muy agresivo para el paciente puesto que parte de sonidos oclusivos con comprensión y explosión del aire.
  • El método de presión glosofaríngea.
  • Método inhalatorio: es el método que más se recomienda. Normalmente, se hace usando los cambios de presión intraesofágica producidos por los movimientos respiratorios.
  • Método deglutorio: es el que se usa cuando los anteriores han fracasado. Se hace provocando un eructo y provocando su modulación para poder hablar.

Una vez aprendida la técnica, el paciente debe ponerla en práctica en su día a día y ser apoyado por su familia para evitar ese miedo a que la gente del exterior le escuche. Además, el apoyo de los suyos, es una parte muy importante del tratamiento.

Bibliografía

  • Gallegos-Hernández, J.F. (2006). El cáncer de cabeza y cuello. Factores de riesgo y prevención. Cirugía y cirujanos, 74(4)- 287-293.
  • http://www.ademto.org/articulos/la-laringe-conociendo-cuerpo/
  • https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/throat-cancer/symptoms-causes/syc-20366462
  • https://seom.org/es/informacion-sobre-el-cancer/info-tipos-cancer/104033-tumores-cabeza-y-cuello-orl?showall=1
  • https://www.logopediapsicologia.com/wp-content/uploads/intervencion-logopedica-en-el-cancer-de-laringe.pdf
Call Now Button

Pin It on Pinterest