¿Qué es la Enfermedad de Parkinson?

Dic 16, 2019

que es la enfermedad de parkinson

Enfermedad de Parkinson

La enfermedad de Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa del cerebro. Afecta a las partes del cerebro que se asocian al movimiento normal y al balance. Además, se produce cuando las neuronas no producen suficiente cantidad de dopamina. Por ello, algunos casos son genéticos pero la mayoría no parece darse entre miembros de una misma familia.

La enfermedad del Parkinson es crónica y afecta de diferente manera a cada persona que la padece. Por ello, la evolución puede ser muy lenta en algunos pacientes y en otros puede evolucionar más rápidamente. Sin embargo, no es una enfermedad fatal, por lo que el afectado no va a fallecer a causa del párkinson.

Causas del Parkinson

Vemos que, en la enfermedad de Parkinson, algunas neuronas del cerebro se descomponen o mueren de forma gradual. Por ello, muchos síntomas obedecen a una pérdida de las neuronas que producen dopamina. Normalmente, cuando los niveles de dopamina disminuyen, se genera una anomalía en la actividad cerebral. Por ello, esto causa los síntomas de la enfermedad de Parkinson.

En general, se desconocen las causas del Parkinson. Sin embargo, existen varios factores que parecen influir en su aparición. Estos factores son:

  • Factores genéticos. Donde existen mutaciones genéticas que pueden ser indicadoras de la enfermedad de Parkinson. Además, estas alteraciones genéticas suelen ser poco comunes. Salvo algunos casos donde varios miembros de una familia la padecen.
  • Factores ambientales. Suelen darse por la exposición a ciertas toxinas que puede aumentar el riesgo de tener la enfermedad de Parkinson.
  • Presencia de cuerpos de Lewy. Se cree que estos cuerpos contienen un indicio de las causas de la enfermedad de Parkinson.
  • La edad. Normalmente, las personas suelen manifestar la enfermedad de Parkinson desde los 60 años en adelante. Por lo que, la edad es un factor importante.
  • Género. Además, el sexo de la persona también afecta. Ya que, los varones suelen ser más propensos a desarrollar la enfermedad de Parkinson.

Síntomas de la enfermedad de Parkinson

Los síntomas del Parkinson más frecuentes relacionados con el aparato motor son el temblor, la rigidez, la lentitud de movimientos y la inestabilidad postural, entre otros. Además, de la alteración motora, otras regiones del sistema nervioso y otros neurotransmisores diferentes a la dopamina están también involucrados en la enfermedad.

Por ello, se añaden otros síntomas diversos a los síntomas motores típicos, conocidos como síntomas no motores. Es decir, con frecuencia aparecen años antes que los síntomas motores, se los conoce como síntomas premotores. En resumen, los síntomas de la enfermedad del Parkinson son:

  • Los trastornos del equilibrio. Suelen ser reflejos alterados y caídas fáciles.
  • Trastornos del sueño. Como son el insomnio para coger el primer sueño. También sueños muy fragmentados en la noche, despertarse muy temprano y no volver a dormirse, pesadillas vívidas, etc.
  • Los temblores. Suelen ser lentos y rítmicos. Además, predominan estando en reposo y disminuyen al hacer un movimiento voluntario. Sin embargo, no necesariamente los presentan todos los pacientes.
  • La rigidez muscular. Que es la resistencia a mover las extremidades e hipertonía muscular.
  • La bradicinesia. Es la lentitud de movimientos voluntarios y automáticos. Además, suele aparecer falta de expresión de la cara.
  • Anomalías posturales. Existe cuando se da la inclinación del tronco y la cabeza hacia delante. También, afecta al encogimiento de codos y rodillas.
  • Anomalías al andar. Como la marcha lenta, arrastrando los pies, etc. A veces, se dan pasos rápidos y cortos con dificultad para pararse. Además, se suelen dar episodios de bloqueo.

Tratamiento de la enfermedad de Parkinson

El objetivo de los tratamientos de la enfermedad de Parkinson consiste en mejorar la calidad de vida del paciente durante el mayor tiempo posible. Por ello, hoy en día el tratamiento suele ser de varios tipos: farmacológico, quirúrgico y tratamientos rehabilitadores.

Tratamiento con fármacos

Actualmente, no se dispone de un tratamiento que cure la enfermedad de Parkinson. Por ello, la medicación se centra en reestablecer el contenido de dopamina en el cerebro. Es decir, el objetivo es mejorar los síntomas y la calidad de vida de la persona. Por ello, la elección del medicamento depende de factores como la edad, las características clínicas, la gravedad y los trastornos asociados. Además, se suele dar una combinación de fármacos para conseguir un control más eficaz de los síntomas.

Levodopa

La levodopa es un fármaco que cuando entra en nuestro cuerpo se convierte en dopamina. Por ello, se suele administrar junto con otros medicamentos. Por ello, se consigue que su eficacia sea mucho mayor. Sin embargo, su efectividad se suele ver reducida con el paso de los años.

Selegilina

La selegilina, son fármacos que permiten aumentar la cantidad de dopamina en el cerebro. De este modo, al entrar en el cerebro, se inhiben las enzimas que la degradan.

Agonistas de la dopamina

Por otro lado, los fármacos agonistas de la dopamina, actúan como si fueran la propia dopamina. Además, resultan muy eficaces para controlar los síntomas en estados iniciales. Por ello, pueden administrarse junto con dosis bajas de lovodopa.

Amantadina

La amantadina es un fármaco que suele liberar la dopamina, disminuyendo las discinesias. Por ello, se suele administrar en etapas tempranas para retrasar la aplicación de los tratamientos con levodopa.

Tratamiento quirúrgico

Los tratamientos con cirugía actúan sobre la parte dañada del cerebro. Además, sólo está indicada en un 5% de los pacientes y es efectiva si están bien seleccionados. Normalmente, las personas deben cumplir una serie de requisitos que son los siguientes:

  • Por supuesto, tendrá que estar diagnóstico de Enfermedad de Parkinson.
  • Tener variaciones motoras que no responden a la medicación.
  • Periodos graves muy prolongados y presencia de discinesias.
  • Tener intolerancia o efectos adversos de la medicación.
  • Responder de forma favorable a levodopa.
  • Tener menos de 70 años.
  • Personas sin afectación cognitiva o trastornos psiquiátricos.
  • Ausencia de patología médica que no permita la cirugía.

Tratamientos con terapias rehabilitadoras

Tratamientos de Logopedia en personas con la enfermedad de Parkinson

Los tratamientos de logopedia, ayudan a la rehabilitación y prevención de los trastornos de la comunicación:

  • Las alteraciones de la
  • Alteraciones de la audición.
  • Alteraciones del
  • Las alteraciones del lenguaje.
  • Alteraciones de la deglución.

Si necesitas a un logopeda para adultos en Madrid, no dudes en consultarnos. Además, recuerda que la primera valoración es gratuita.

Tratamiento de Fisioterapia en la enfermedad de Parkinson

El objetivo de la rehabilitación con fisioterapia es fomentar la autonomía personal. Se ayudará con las siguientes metas:

  • Mejorar la calidad de los
  • Mejorar el control postural.
  • El mejorar la marcha y estabilidad.
  • Reducir los temblores y la fatiga.

Tratamientos Psicológicos

Por otro lado, la psicología busca favorecer la aceptación y adaptación a la nueva situación vital. Tanto de la persona afectada como de sus familiares y personas cuidadoras.

Terapia Ocupacional

Por último, la terapia ocupacional intentará mejorar la forma de mantener la autonomía de la persona. Además, se favorecerá su participación con la vida diaria para conseguir una mayor independencia y calidad de vida.

Esperanza de vida de la enfermedad de Parkinson

La perspectiva de la esperanza de vida de la enfermedad de Parkinson es progresista. En los años, la mayoría de los pacientes con la reacción adecuada a las medicaciones pueden llevar una vida normal.

Además, la velocidad de progresión de la enfermedad es muy variable según qué pacientes. Sin embargo, la enfermedad de Parkinson es una patología progresiva, con la medicación adecuada a cada caso y las terapias de rehabilitación complementarias, se puede frenar el ritmo de avance y la intensidad. Además, la calidad de vida cotidiana puede ser satisfactoria durante muchos años.

Fases de la enfermedad del Parkinson

Hace tiempo, Hohen y Yhar establecieron los 5 niveles clásicos de progresión de la enfermedad de Parkinson. Por ello, hay que hacer hincapié de nuevo en que ni mucho menos todos los pacientes que la sufren van a evolucionar hasta los últimos niveles:

  • Fase 1. Aparecen síntomas leves, que afectan sólo a una mitad del cuerpo.
  • La fase 2. Suelen salir síntomas ya bilaterales, sin trastorno del equilibrio.
  • Fase 3. Se ve una inestabilidad postural, síntomas notables, pero el paciente es físicamente independiente.
  • La fase 4. Aparece la incapacidad grave, aunque el paciente aún puede llegar a andar o estar de pie sin ayuda.
  • Fase 5. Aquí el paciente necesita ayuda para todo. Por ello, suele pasar el tiempo sentado o en la cama.

Además, sólo el 15% de los afectados de la enfermedad de Parkinson llega a padecer un grado de deterioro motor grave. Por ello, puede que el paciente dependa de otras personas y se pase la mayor parte del tiempo sin poder moverse en absoluto. Sin embargo, si lo pensamos al revés, vemos que el 85% de los pacientes de la enfermedad de Parkinson no terminarán en silla de ruedas.

Como prevenir el Parkinson

A día de hoy, se han realizado múltiples estudios con el fin de identificar los factores de riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson. Por ello, en diversos estudios se investigó la relación de la enfermedad de Parkinson con el tabaco y con el café. En consecuencia, se confirmó que el consumo de ambos disminuye el riesgo de padecer esa enfermedad debido a la dopamina que protege a las neuronas relacionadas con esa afección.

Sin embargo, el autor de este estudio sostiene que pensar que el fumar es bueno es totalmente un engaño. Por ejemplo, hay un mito basado en estudios que plantean que la incidencia de enfermedad de Parkinson disminuye en los pacientes fumadores. Sin embargo, la realidad es que el hecho de que haya menos fumadores se debe a que las personas que fuman viven menos.

También, hay estudios que relacionan el consumo de lácteos con la enfermedad de Parkinson. Sin embargo, hoy en día no se conoce una alimentación, estilo de vida o ejercicios que puedan proteger de padecer Parkinson.

Como detectar la enfermedad de Parkinson

Generalmente, el paciente visita a diferentes especialistas y no mejoran sus problemas. Por lo que se descartan las enfermedades comunes y se piensa ya en los trastornos menos conocidos. Además, se suelen hacer pruebas altamente tecnificadas y no suelen aparecer signos anormales. Por otro lado, tenemos el SPECT, que es la prueba de neuroimagen que visualiza los transportadores presinápticos de la dopamina.

A continuación, el médico llegará a la conclusión de la existencia de un párkinson sobre todo basándose en los signos clínico. Normalmente, se confirmará este diagnóstico por la respuesta del paciente a la medicación con levodopa, y a la posterior evolución del cuadro clínico hacia un párkinson común.

En la fase de inicio del Parkinson encontramos signos como los siguientes:

  • Dolores en las articulaciones.
  • Mucho cansancio.
  • Arrastrar alguno de los dos pies.
  • Problemas al escribir, ya que la letra se hace ilegible.
  • Suele manifestarse cuando hay un cuadro depresivo de larga duración.

Bibliografía

  • Kumar, Vinay (2006). Patología humana. Elsevier. ISBN 84-8174-666-5.
  • Navarro Gómez, María Victoria (2000). Enfermería médico-quirúrgica: necesidad de movimiento. Masson. ISBN 84-458-0955-5.
  • Piédrola Gil, Gonzalo (2002). Medicina preventiva y salud pública. Masson. ISBN 84-458-1024-3.
  • Rang, H.P (2008). Farmacología. Elsevier. ISBN 978-84-8086-303-2.
  • Riu Camps, Marta (2005). Cuidados enfermeros. Masson. ISBN 84-458-1414-1.
  • Rossi Izquierdo, Marcos. Estudios de los trastornos del equilibrio en pacientes con enfermedad de Parkinson. Publicaciones de la Universidad de Santiago de Compostela.
  • Castells Molina, Silvia (2007). Farmacología en enfermería. Elsevier. ISBN 978-84-8174-993-9.
  • Chana, Pedro (2010). Enfermedad de Parkinson. INTERNATIONAL MEDICAL TEXTS. ISBN 978-956-8952-00-6.

 

«Los tratamientos dirigidos por un logopeda con el apoyo de los padres dan buenos resultados en muy poco tiempo

parkinson
causas de la enfermedad del parkinson
parkinson en madrid
Call Now Button